viernes, 8 de julio de 2011

Por una mirada

Cuando la miré a los ojos por primera vez vi en ellos la fascinación, el misterio, un universo por descubrir.

Ahora, después de algunos años, me arrastro por la vida sin un resto de orgullo, atrapado entre el odio que le tengo y la fatalidad de saber que volveré a hacer lo que me pida con tal de que me deje asomarme de nuevo a sus ojos.

2 comentarios:

  1. Has retratado magníficamente, en tres lineas, una gran película mítica de Marlene Dietrich de los años 30, El Angel Azul de Joseph von Stenverg. Ha sido leerlo y venirme a la memoria. ¡Que bueno!

    Te invito, si no tienes nada mejor que hacer, a que leas este relato, me interesan mucho opiniones críticas realistas.
    Vida

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola, José Vte. No conocía, o no la recuerdo, la película que dices. Eso quizás demuestre que la ficción en realidad no existe, sólo existen diferentes maneras de contar las mismas historias.
    Leeré el relato que me dices y te dejaré mi opinión.
    Saludos.

    ResponderEliminar