domingo, 13 de febrero de 2011

El último tren

Decidió aferrarse a él convencida de que era su último tren, pero no se dio cuenta de que no paraba en su estación y el convoy la arroyó sin remedio.

5 comentarios:

  1. Información Bitacoras.com...

    Valora en Bitacoras.com: Decidió aferrarse a él convencida de que era su último tren, pero no se dio cuenta de que no paraba en su estación y el convoy la arroyó sin remedio....

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, MA, eres muy generoso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hay que estar en el sitio oportuno y en el momento oportuno. Segun éste fugaz y estupendo micro, esta mujer no se dio cuenta de que ese no era el monento oportuno.
    Reflexión: ¿porque yo necesito mas palabras para comentar que tu para contar?, jejeje
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. José Vte., oportunidad y suerte, las dos variables que condicionan nuestra vida más de lo que nos gusta admitir.
    Saludos.

    ResponderEliminar