miércoles, 1 de junio de 2011

Sólo un acento

Un buen día no pudo sujetar más a sus demonios y, desde entonces, no volvió a ser el mismo o quizás empezó a ser él mismo.

5 comentarios:

  1. Información Bitacoras.com...

    Valora en Bitacoras.com: Un buen día no pudo sujetar más a sus demonios y, desde entonces, no volvió a ser el mismo o quizás empezó a ser él mismo....

    ResponderEliminar
  2. Me encantan estos últimos nano, sobre todo el del muerto melancólico.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hay Dios, si no nos sujetáramos constantemente!, que sería de nosotros, o mejor, que sería del resto
    Buena y y bien condensada reflexion
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias, MA, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, José Vte. En efecto, qué sería del resto. Yo estoy viendo un caso bastante de cerca (fue el que me inspiró este micro) y, desde luego, hay personas a su alrededor que lo está pasando muy mal.

    ResponderEliminar