martes, 20 de diciembre de 2011

Llaman a la puerta

Oía la lluvia golpear en los cristales y el viento ulular en el tejado. De pronto se dio cuenta de que los golpes que estaba escuchando obedecían a que alguien estaba llamando a la puerta, se estremeció. A obscuras como estaba caminó hasta la entrada. Los relámpagos dibujaban al trasluz un figura que parecía de hombre al otro lado de los cristales.

Después se fijó mejor y vio que a su lado estaba una mujer que parecía embarazada.

Dos golpes más, pero ella seguía agazapada en el interior esperando que se dieran por vencidos.

De pronto descubrió que uno de ellos, no pudo saber si el hombre o la mujer, había metido un papel por debajo de la puerta. Esperó el siguiente relámpago y comprobó que ya se habían ido. Tomó el papel, lo desdobló y comprobó que estaba en blanco.

El rayo cayó sobre la casa cuando la mujer todavía tenía el papel en la mano y trataba en vano de comprender su significado.

 

3 comentarios:

  1. Información Bitacoras.com...

    Valora en Bitacoras.com: Oía la lluvia golpear en los cristales y el viento ulular en el tejado. De pronto se dio cuenta de que los golpes que estaba escuchando obedecían a que alguien estaba llamando a la puerta, se estremeció. A obscuras como estab.....

    ResponderEliminar
  2. Y dónde me había perdido yo este fantástico micro?. Hasta ahora no lo leí, pero no sabes lo que me ha gustado y lo bien que me ha podido sentar.
    Te dejo la crítica que hice en google+, ya que la otra de facebook la puedes leer allí y la de tweeter es igual:

    Un buen mini o micro-relatillo. Eso es para los egoístas e inmisericordes personas que hay en el mundo. A todos les tenía que pasar lo mismo, hombre!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario, Ricardo. Me alegra que te haya gustado.

    ResponderEliminar