lunes, 5 de septiembre de 2011

Relaciones personales

Le gustaba exponer sus opiniones públicamente, que los demás supieran cómo pensaba, cuál era su posicionamiento en los temas más diversos.

Creía en la importancia de la comunicación, de las relaciones personales y, por eso, tenía perfil en varias redes sociales, en las que participaba asiduamente.

Pero no le gustaba que le llevaran la contraria, por eso tenía limitadas las opciones, de modo que nadie pudiera rebatirle.

Hoy era un día especial para él, ya tenía dos mil amigos en Facebook.

5 comentarios:

  1. Información Bitacoras.com...

    Valora en Bitacoras.com: Le gustaba exponer sus opiniones públicamente, que los demás supieran cómo pensaba, cuál era su posicionamiento en los temas más diversos. Creía en la importancia de la comunicación, de las relaciones personales y, por eso, t.....

    ResponderEliminar
  2. Desgraciadamente hay mucho "gurú" en esto de las redes sociales y de opinión, gente que le gusta mirarse mucho el ombligo convencido de llevar siempre la razón. Son los más altos, los más guapos y los más listos.
    ¡Que asquito dan!

    ResponderEliminar
  3. Desgraciadamente, José Vte., no son sólo los gurús, sino que compruebas en ocasiones cómo personas, aparentemente normales, tolerantes y que se definen como demócratas, se comportan en la red como auténticos intolerantes. Algo que es posible que no hicieran en la vida real, seguramente por guardar las apariencias, lo hacen en la vida virtual porque es muy fácil borrar de los "amigos" a una persona y saber que no te la vas a encontrar en el ascensor o junto a la máquina de café o recogiendo a los niños en el colegio.
    Recientemente he tenido una experiencia personal y otra la han tenido mis hijos, con personas de diferente ideología y que se han comportado de la misma manera intransigente e intolerante: no me gusta lo que dices, así que te elimino de mis amigos o seguidores. Y se han quedado tan anchos. Y seguramente se siguen creyendo la esencia de la democracia.
    Uno de ellos hace gala pública se su superdemocracia de la parte izquierda. El otro es quizás peor, porque es profesor, es decir que no sé que clase de valores transmitirá a sus alumnos. Su ideología parece cojear por el otro lado. Una vez más vemos como en todas partes cuecen habas.
    No me enrollo más.
    Gracias, como siempre, por pasarte por aquí y comentar.

    ResponderEliminar
  4. Así hay mucha gente. Pobres infelices que se limitan a añadir no a amigos, sino números. Solo tengo que ver cuando me piden amistad, aparte del perfil, siempre me tira para atrás, las personas que tienen más de 200 amigos.

    ResponderEliminar
  5. Esa es la "trampa" de las redes sociales: muchos quieren tener miles de amigos y no son capaces de soportar la más ligera discrepancia. Absurdas las dos posturas.
    Saludos.

    ResponderEliminar